Cotton Candy, un Ordenador del Tamaño de un Pen Drive

Cotton Candy, el Ordenador (computadora) más pequeño del mundo. Del tamaño de una memoria USB.

Creo que nunca habíamos podido imaginar que un ordenador pudiera tener el tamaño de un pen drive de tamaño normal pero con Cotton Candy ya podemos dejar de imaginarlo, próximamente lo tendremos en el mercado.

Hace mucho tiempo no existían los ordenadores portátiles y cuando empezaron a ver la luz en el mercado empezamos a pensar que ya no habría nada más después de ellos pero comenzaron a llegar los netbooks, ordenadores portátiles de entre diez y once pulgadas que revolucionaron el mercado pero que poco a poco han perdido su papel en detrimento de las tablets. Ahora ve la luz posiblemente el ordenador más pequeño del mundo, Cotton Candy y que tal vez sea el siguiente paso en esta evolución informática continua.

  Guantes AVRHA Plus para Móviles de pantalla Táctil, baratos y "calientitos".

Cotton Candy tiene un aspecto muy similar al de un pen drive y tiene todo el hadware necesario para que un ordenador pueda funcionar. Aunque parezca increíble en tan pequeño tamaño nos podremos encontrar con un procesador, concretamente el ARM Cortez de 1.2 Gh quad-core, una memoria RAM de 1 Gb, puerto USB, conectividad HDMI y también un slot microSD para tarjeta de memoria de este tipo.

Aunque os siga pareciendo increíble gracia a este diminuto ordenador tendremos también conexión Bluetooh y WiFi.

Cotton Candy que ha sido creado y que está siendo desarrollado por la empresa noruega FXI Tech no sólo lo podremos conectar a una televisión o monitor para poder trabajar con él sino que podremos conectarlo a cualquier tablet, Smartphone o notebook para realizar una combinación de dispositivos que puede llegar a ser muy eficaz en cuanto a potencia y memoria.

  Mochilas y Bolsos para Ultraportátiles

Por el momento no está demasiada clara la fecha de lanzamiento aunque desde la empresa noruega se ha hecho hincapié en su prontitud de lanzamiento, ni el precio que tendrá Cotton Candy pero sin duda se presenta como una posible revolución del mercado que tal vez y solo el tiempo lo dirá pueda acabar con todo lo conocido hasta ahora.

COMPARTIR

Agregar Comentario