EXOdesk, el Escritorio del Futuro

EXOpc ha mostrado en un video como funciona su escritorio virtual llamado EXOdesk.

El dispositivo es un ordenador de sobremesa similar al Microsoft Surface, que ofrece40 pulgadas de espacio en alta definición, donde se pueden manipular objetos virtuales al tocarlos y arrastrarlos a nuestro antojo.

El vídeo ofrece una muestra de lo que puedes hacer con EXOdesk: Añadir un teclado virtual, personalizar completamente los botones, mover fácilmente las aplicaciones que “vuelan” sobre la superficie de su mesa. Lo más increíble es la aplicación que simula un piano y a pesar de no mostrar su funcionamiento concreto luce de forma impresionante cuando se expande por toda la mesa.

  Masajeador Shiatsu para dedos, con rayos infrarrojos, música, LED..

http://youtu.be/5dlUi3DnrzA

Del vídeo poco más se puede destacar ya que su duración es muy limitada, pero sirve para ver lo que nos depara el futuro más cercano en cuanto a control de nuestros ordenadores. Es discutible si es realmente útil este tipo de innovaciones que se acercan más a ilusiones creadas por la ciencia ficción que a necesidades reales del usuario. Es cierto que impresiona ver a una persona usar su mesa para controlar las funcionalidades de su PC, pero quizás nos quedemos tan sólo en la superficie y no veamos que el usuario corriente espera otro tipo de novedades que acerquen más a la precisión para uso cotidiano, que al parecernos a Tom Cruise en Minority Report. La situación actual de los compatibles es muy delicada y son los propios consumidores quien dirán si estos impresionantes avanzas se adaptan al mercado o son desplazados por otros más cercanos a la realidad.

  Asus presenta nuevas tarjetas gráficas con el trial de World of Warcraft

No han clarificado mucho cual es la fecha concreta de lanzamiento ya que sólo un 2012 aparece en el vídeo pero ya sabemos que EXOdesk saldrá a un precio de 1299 dólares que puede parecer un precio muy elevado, pero si lo comparamos con el Microsoft Surface 2.0 que ronda los 9000 dólares no nos parecerá tanto.

COMPARTIR

Agregar Comentario